1461168652_861005_1461172569_noticia_normal_recorte1

Medio cerebro hace guardia cuando dormimos en una cama extraña

El hemisferio izquierdo permanece alerta y por esa razón nos despertamos poco descansados. Desde hace tiempo se sabe que hay animales, como los delfines, que descansan desconectando alternativamente cada lado de su cerebro: primero duerme el hemisferio derecho, mientras el izquierdo toma las riendas, y luego a la inversa. Así ha llegado a estar activo[…]

almohadas_dormir

La importancia de una buena almohada

Nadie sabe la importancia de una buena almohada ¡hasta que la ve perdida! Hace unos meses cambié mi deliciosa almohada de plumas por una nueva de gel porque me entró una paranoia con los ácaros. Desde que recuerdo, siempre había tenido almohadas de plumas y he de admitir que siempre dormía como bebé… aunque algunas[…]

La luna llena empeora nuestro sueño

Como si de una criatura legendaria se tratara, el ciclo de la luna repercute en nuestra conducta nocturna. Científicos de la Universidad de Basilea han demostrado lo que hasta ahora era una mera creencia popular: la calidad de nuestro sueñovaría según la posición de la luna y empeora en periodo de luna llena. Es decir,[…]

fases-sueno

Narcolepsia

La narcolepsia es un trastorno que se caracteriza por una excesiva somnolencia diurna que suele derivar en ataques de sueño, repentino e intenso, que el paciente es incapaz de controlar y que condicionan toda su vida. Las fases del sueño El sueño es un estado fisiológico necesario para la vida, que se caracteriza por la[…]

Por qué las mujeres necesitan dormir (20 minutos) más que los hombres

Un estudio del Centro para la Investigación del Sueño de la Universidad de Loughborough (Inglaterra) asegura que el sueño femenino necesita más tiempo para ser reparador.   La realidad ha evidenciado que el presunto (y mal llamado) sexo ‘débil’ pone en práctica la multitarea desde los tiempos de las cavernas. Cabe plantearse si es debido[…]

anacardos-dormir

5 alimentos para dormir mejor

Grasas saludables Alimentos como la mantequilla de cacahuete y  frutos secos como las nueces, almendras, anacardos y pistachos, nos ayudan a dormir mejor. Hay que evitar las patatas fritas o cualquier aperitivo alto en grasas ya que no ayudan a promover un sueño saludable.